Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Paúl Miguel Ortega González - Bolas de arroz rellenas - bolitas_arroz_platano.jpg

Bolas de arroz rellenas

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Dec 02, 2019

        Es una receta típica siciliana, que en Sicilia puedes encontrar en las "Rosticcerie", son tiendas que encontrarás en cada esquina si visitas esta isla y que venden calzoni, pizzas, bocadillos y, por supuesto, arancini o bolas rellenas de arroz. En esta ocasión, sea para un aperitivo, comida o cena puedes elaborar arancines con el relleno que desees de carne, de pollo o de pescado, como mas les gusten a tu familia.

Ingredientes:

  1. 400g de arroz
  2. 800ml de agua
  3. 125g de queso mozarella fresco
  4. El relleno que queramos
  5. harina, huevo batido y pan rallado
  6. Aceite
  7. Sal

Preparación:

1.- Cocemos el arroz. En una cazuela echamos el agua y la llevamos a ebullición. Una vez hierva, echamos una pizca de sal y el arroz. Dejamos cocer a fuego medio unos 15 minutos. Hasta que el arroz haya absorbido todo el agua y esté al dente

2.- Apartamos el arroz del fuego y echamos la mozarrella fresca partido en trocitos. Removemos para que se integre y se derrita bien con el arroz y después dejamos que el arroz se temple un poco

3.- Ahora, cogemos una porción del arroz. Lo aplastamos un poco y ponemos enmedio el relleno que queramos (no mucho). Puede ser espinacas, jamón york y queso, una gamba, atún, una buena boloñesa o lo que queramos… Lo importante es que tenga un delicioso “regalito” en su interior

4.- Cogemos otra porción de arroz del mismo tamaño y lo colocamos encima del relleno. Le damos forma de bola. Al final, debe quedarnos una bola del tamaño aproximado de una pelota de tenis. Son bolas bastante grandes.

5.- Embadurnamos bien la bola por harina, huevo batido y pan rallado. Terminamos de darle la forma

6.- Finalmente freímos en abundante aceite. El aceite debe estar caliente pero no demasiado que, son unas bolas de arroz rellenas bastante gordas. A unos 150ºC. Una vez fritas, retiramos y colocamos sobre papel absorbente. ¡riquísimas!

0 comentarios

Agrega un comentario