Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Paúl Miguel Ortega González - Musaka, una receta griega deliciosa - images (4).jpg

Musaka, una receta griega deliciosa

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Sep 01, 2021

   Este plato griego es una manera fabulosa de conseguir que los niños coman verdura y carne en un plato único, ya que la moussaka se elabora con berenjenas y carne picada; es un plato con la consistencia necesaria para no tener que acompañar de un primer plato.

    Aunque la versión griega es la más famosa, hay que decir que la moussaka es un plato tradicional en los Balcanes y en Medio Oriente. La palabra es de origen árabe y proviene de saqqaʿa, «congelar, volverse blanco’», pero llegó hasta nosotros a través del griego.

La receta de musaka es parecida a la lasaña de carne, pero con un sabor y textura que le proporcionan las berenjenas inigualable.

Para 4-6 personas

  • 1/2 kg. de berenjenas
  • 400 g de carne picada (preferentemente de cordero)
  • 1 cebolla pequeña
  • 4 cucharadas de vino blanco
  • 1 tomate maduro grande (o 2 cucharadas de pasta de tomate)
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharada de orégano
  • 50 g de queso parmesano rallado

Para la salsa bechamel

  • 500g leche
  • 40g mantequilla o aceite o margarina
  • 40g harina
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Pimienta

CÓMO HACER MOUSSAKA GRIEGA

Preparamos las berenjenas para la moussaka

Lavar las berenjenas. Cortarlas sin pelar en rodajas o en tiras de medio centímetro aproximadamente, espolvorear con sal y dejarlas reposar en un colador con un plato que haga peso sobre ellas durante una hora.

Pasado este tiempo, secar las berenjenas con papel de cocina y freírlas con abundante aceite hasta que se doren por los dos lados. Sacarlas y escurrir sobre papel de cocina.

Pero mientras dejamos reposar las berenjenas con la sal podemos ir preparando la carne con tomate y la salsa bechamel.

Cocinamos la carne con tomate

Pelar y picar por separado la cebolla y el tomate. Poner el aceite en la sartén y freír la cebolla; cuando esté pochada añadir la carne picada y esparcirla con un tenedor. Añadir el vino blanco y el orégano y dejar cocer a fuego lento sobre 30 ó 40 minutos.

Hacia el final de la cocción sazonar con sal y un poco de pimienta. Secar las berenjenas con papel de cocina y freírlas con abundante aceite hasta que se doren por los dos lados. Sacarlas y escurrir sobre papel de cocina.

Preparamos la salsa bechamel

Para preparar la salsa bechamel perfecta, solo tenéis que seguir las indicaciones que os hemos dado aquí:

Horneado de la moussaka griega

Engrasar ligeramente un molde de horno con mantequilla, espolvorear un poco con pan rallado y colocar una base de rodajas o tiras de la berenjena que hemos frito; poner encima la carne picada con tomate y encima otra capa de berenjenas. Repetir hasta acabar los ingredientes, terminando con una capa de berenjenas.

Cubrir todo con salsa bechamel y queso rallado por encima y cocer en el horno a 180°C unos 35 minutos, calor arriba y abajo (si es posible ventilado). Os aconsejamos que para que se dore la bechamel, los últimos 5 minutos de cocción los hagáis con la rejilla del horno bien arriba, en función grill.

0 comentarios

Agrega un comentario